Aula Magna renovada

El decano, Juan Carlos Reboreda, encabezó la presentación de las mejoras en el Aula Magna del Pabellón 1, que incluyen un nuevo mural sobre el escenario. El evento contó con Estela de Carlotto como invitada de lujo y dio marco a un coloquio de Adrián Paenza.

14 de mayo de 2019

“Realmente es un verdadero placer estar con ustedes de nuevo en esta aula para presentarles las mejoras que le hemos realizado”, con estas palabras del decano Juan Carlos Reboreda comenzaba el acto de inauguración de las obras en el Aula Magna del Pabellón 1, al finalizar la primera etapa de su remodelación.

Los trabajos, que comenzaron el 11 de enero, fueron intensos e incluyeron intervenciones en diferentes espacios de la sala. La nueva iluminación es una de las características que primero llaman la atención. Se retiraron los viejos artefactos y se colocaron luminarias LED con control de encendido por sectores y dimerización. También se colocaron nuevas luminarias en el escenario y hall interior, e iluminación en escaleras para demarcar desniveles y acceso a butacas. Otra de las novedades impactantes es la instalación una enorme pantalla panorámica motorizada de 226 pulgadas.

El hall cuenta ahora con un cielo raso acustizado. Toda la instalación eléctrica es nueva. Las paredes fueron reparadas y pintadas en su totalidad, se colocaron pasamanos en las escaleras laterales a la butacas, se repararon las narices dañadas de los escalones y se restauraron las puertas de madera del ingreso.

En términos estructurales, se realizó una reparación parcial de la azotea que incluyó el reemplazo de gran parte de la membrana impermeable sobre la cubierta del aula. Y se instaló un nuevo cielorraso desmontable en sector central de la sala.

Además, en lo que constituye quizás su aspecto más destacado, todas las personas que participaron del encuentro pudieron ver finalizado el extraordinario mural que ocupa el espacio curvo sobre el escenario. La obra, diseñada por el artista Carlos Sessano, fue pensada hace décadas para acompañar otros dos murales del Pabellón 1, que estuvieron a cargo de los artistas Juan Manuel Sánchez y Mario Mollari, integrantes del reconocido grupo de muralistas Espartaco, del que también fue parte Sessano. El golpe de Estado encabezado por Juan Carlos Onganía truncó la realización del mural que completaba la trilogía. Hubo que esperar 50 años para poner fin a esa deuda.

La iniciativa que hizo posible la realización del mural pendiente le correspondió al colectivo “Proteus” integrado por Alejandro Nadra, Ignacio Sanchez, Laura Olalde, Pablo Rodríguez y Diego Ferreiro. Mientras que la obra fue realizada por los muralistas Laura Olalde, Matías Mollari, Patricia Salatino, Laura Julieta Pérez Guillén, Luciana Iasil e Inti Paula Escobar.

Reboreda leyó una parte del mensaje que envió Carlos Sessano desde España, donde reside actualmente, en el que describe lo que quiso reflejar en su obra: “Traté de plasmar temas como la liberación, el trabajo en equipo, la historia del conocimiento, América como esfuerzo, como identidad y, por último, la relación del ADN con la recuperación de la identidad de los nietos de las Abuelas de Plaza de Mayo”.

Esa fue la razón que motivó la invitación a participar de la ceremonia a la presidenta de la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto. “Me emociona y agradezco muchísimo que me hayan invitado a participar de este acto de inauguración de este mural maravilloso y, sobre todo, de ese espacio dedicado a una lucha que ya llevamos casi 42 años desde Abuelas de Plaza de Mayo. Ese abrazo, de esa abuela con ese nieto o nieta, que plasmaron en el mural, es el que ya tenemos la dicha de haber realizado por 129 veces, que es el número de nietos que hemos encontrado hasta ahora”. Y, en seguida, Carlotto agregó: “Tomo este mensaje simbólico de esos artistas plásticos que con el corazón han pintado este mural, como un augurio de encuentro con los nietos que faltan que son más de 300. No vamos a bajar los brazos hasta encontrarlos a todos”. Los aplausos se prolongaron por largos minutos.

En ese marco, una vez finalizada la presentación de las mejoras edilicias y el mural, tuvo lugar una nueva edición del ciclo Coloquio de los Viernes, a cargo de Adrián Paenza. El matemático y periodista fue seguido con atención por una Aula Magna tan repleta como renovada.

Exactas UBA