Ciencia y universidad en emergencia


El futuro venía llegando hacía rato, de manera cada vez más evidente, y hoy lo tenemos acompañando la realidad de los organismos que forman el sistema científico y de las universidades públicas. Eso que era futuro y hoy es presente, tiene nombre, se llama desfinanciamiento. Para visibilizar la situación, la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales, a través de su Consejo Directivo, está desarrollando unas Jornadas Institucionales de Debate durante los días lunes 13, martes 14 y miércoles 15 de agosto, que concluirán el jueves 16 con la asistencia a la convocatoria frente al Congreso Nacional. Ese día, desde varias organizaciones gremiales y colectivos científicos, se concretará una serie de actividades de difusión con eje en el reclamo de presupuesto y políticas de desarrollo de la investigación científica y la tecnología nacional.

Las Jornadas Institucionales de Debate fueron inauguradas el lunes en el Aula Magna del Pabellón 2 con una mesa que reunió al decano Juan Carlos Reboreda y representantes de los distintos claustros que componen el Consejo Directivo. Reboreda  expresó en la apertura que: “Si bien las gremiales docentes han decretado un paro, se está manteniendo la actividad en la Facultad. El jueves pasado hubo una reunión bastante masiva con docentes, no docentes y graduados que resolvió tratar de utilizar estos días para charlar con los alumnos sobre la difícil situación que estamos viviendo”.  

De la actividad participaron también el consejero por el claustro de Profesores Carlos Stortz; Amaicha Depino, consejera por la mayoría de Graduados; Maia Numerosky, por la mayoría del claustro de Estudiantes; y la representante de los No Docentes Andrea Peralta.

Reboreda, en su participación, dio un breve panorama de los principales índices que permiten identificar la reducción presupuestaria. Las referencias que presentó el decano pueden expandirse a través de los números que presenta la Facultad en el sitio exactas.uba.ar/enemergencia, y que aporta información y cuadros que permiten advertir visualmente la disminución del presupuesto y el ahogo de los salarios.

Los detalles de todas las actividades que se desarrollan en la Facultad pueden seguirse a través de las cuentas oficiales de Exactas en las redes sociales Twitter y Facebook.

Los números del recorte

De lo individual a lo colectivo, se puede comenzar con los salarios para ilustrar los datos de desfinanciamiento. En 2018 no hubo, por el momento, acuerdo paritario docente. Los trabajadores y trabajadoras recibieron solo un 5% de ajuste a cuenta de una oferta de 15% para todo el año. Recordemos que, desde enero a julio, la inflación ya se acerca al 20%.  Por su parte, el salario de no-docentes aumentó sólo un 11% desde septiembre de 2017. Para investigadores e investigadoras  del CONICET, el aumento fue de 9% con una paritaria anual del 15% en tres cuotas. En el caso de los becarios, el estipendio también se incrementaría sólo en un 15%, aunque todavía no fue cobrado.

En resumen, los salarios docentes perdieron al día de hoy un 14% de su poder adquisitivo durante este año y un 6% más de arrastre de la paritaria no actualizada de 2016.

Los números del presupuesto que involucran a la totalidad de los organismos de ciencia y tecnología también vienen en picada. El presupuesto de la función Ciencia y Técnica fue el 1,53% del presupuesto nacional en el año 2016, el 1,4% en el 2017 y el 1,27% en el 2018. El presupuesto 2018, expresado como porcentaje del presupuesto nacional, representa el 83% del presupuesto 2016.  

Las consecuencias

Un tema que, por su claridad, obtuvo cierta repercusión pública, fue la restricción en el ingreso a la Carrera de Investigador Científico (CIC), que en 2015 había sido de 943 personas, en 2016 fue de 502, en 2017 fue de 450.  Exactas cuenta con 760 investigadores en la CIC. Este número se ha mantenido relativamente constante en los últimos 5 años, con la reducción de ingresos esperada, la población de científicos de la Facultad va a disminuir en los próximos años. Pero el recorte no se acaba ahí.

Los subsidios para la investigación, que son el principal recurso para llevar adelante las tareas científicas, sufrieron también un marcado deterioro y sus desembolsos tienen retrasos de hasta un año. Los proyectos aprobados que recibieron subsidios para ser realizados durante 3 años, se van desfinanciando a lo largo de su desarrollo. De esta manera, resulta complejo o imposible cumplir los objetivos planteados a la hora de elaborar el proyecto de investigación. Además, no se están realizando nuevas convocatorias a subsidios.

A todo esto se le suma un dato preocupante:  los institutos del CONICET en la UBA van a recibir para gastos de funcionamiento durante el año 2018 un monto anual igual al 40% del presupuesto que recibieron en todo el 2017.

La situación general afecta gravemente a las funciones de docencia, investigación y extensión que debe cumplir la Universidad. Los salarios de docentes-investigadores y no docentes se están deteriorando en forma progresiva. La disminución de los montos para subsidios de investigación y equipamiento hace cada vez más difícil poder desarrollar las tareas de investigación.

El caso de Exactas puede servir como un ejemplo de la manera en que el recorte presupuestario iniciado a fines de 2015 condiciona el futuro de la ciencia nacional y de la educación superior . El 30% de los profesores de la Facultad tiene más de 60 años de edad y el 55% más de 55 años de edad. En los próximos 10 años será necesario incorporar 200 profesores y hoy estamos en vista a perder a quienes tendrían que remplazarlos.

Sueldos en baja, recorte de ingresos al CONICET, falta de fondos para investigación, paralización de obras de infraestructura, aportan como condicionantes al desaliento e impulsan a que los más jóvenes continúen sus carreras en nuestro país. 

Frente a esta situación general, y como corolario a las actividades de difusión planteadas con las Jornadas, la Facultad se suma a la concentración frente al Congreso a desarrollarse el jueves 16 por la tarde, convocada por diversos colectivos científicos y organizaciones gremiales.

Para más información respecto al estado de la ciencia y la universidad, ingresar al sitio exactas.uba.ar/enmergencia.